4 de mayo, Día Internacional del Combatiente de Incendios Forestales

4 de mayo, Día Internacional del Combatiente de Incendios Forestales

Un incendio ocurrido en Linton, Canadá en diciembre de 1998, al que acudieron combatientes pertenecientes a una brigada forestal, lamentablemente perdieron la vida cinco de ellos, este accidente motivó la declaración del Día Internacional del Combatiente de Incendios Forestales para rendirle homenaje a los héroes que se enfrentan al fuego en los bosques en todo el mundo, esta conmemoración se fue extendiendo a muchos países del mundo.

En ese marco el Consejo Nacional de Áreas Protegidas -CONAP- reconoce el esfuerzo y compromiso de los bomberos forestales, guardarrecursos, elementos del Ejército de Guatemala, sociedad civil, municipalidades, organizaciones gubernamentales y organizaciones no gubernamentales, quienes se han sumado al combate y control de los incendios forestales, los cuales en su mayoría son provocados, afectando las áreas protegidas y la biodiversidad del país.

Este día también se rinde un homenaje a quienes han perdido la vida en cumplimiento de su deber, como legado para la presente y futuras generaciones para seguir trabajando por la protección de la biodiversidad, los bosques y las áreas protegidas, los ecosistemas y una variedad de recursos naturales esenciales para la sobrevivencia de la población.  

Los bomberos forestales se enfrentan a las llamas arriesgando su vida, enfrentan largas jornadas y semanas de trabajo, desafían las condiciones climáticas,  topografías difíciles para proteger los bosques, la flora y fauna. Pero con valentía y corazón realizan  una importante labor que no cualquier persona asume.

Actualmente el CONAP cuenta aproximadamente con 250 personas a nivel nacional, que en su mayoría son guardarrecursos capacitados para el combate de incendios forestales. Personal que ha brindado su mayor esfuerzo para combatir los siniestros, ya que gracias a su ardua labor, han logrado liquidar incendios forestales de gran magnitud registrados en áreas protegidas del país, en su misión de salvaguardar los ecosistemas y la biodiversidad contenida en ellos, indispensable para la vida.

Por ello, se insta a los guatemaltecos a tomar conciencia para evitar los incendios forestales ya que con ello cuidamos y aseguramos la vida.  

Y en muestra de respeto hacia quienes tratan de preservar la vida y el patrimonio natural, agradecemos a los bomberos forestales por su sacrificio en cada jornada para prevenir y liquidar incendios forestales, resguardando las áreas protegidas y la diversidad biológica de nuestro país.

¡Valoremos nuestra Guatemala Megadiversa!