44 Aniversario del Biotopo del Quetzal

44 Aniversario del Biotopo del Quetzal

El 02 de julio se celebra el 44 aniversario del Biotopo Universitario para la Conservación del Quetzal Mario Dary Rivera, creado según el Acuerdo Municipal el 02 de julio de 1977, establecido legalmente según el Decreto No. 4-89, Ley de Áreas Protegidas, publicado en febrero de 1989. El Biotopo protege un importante remanente de bosque nuboso, hábitat de numerosas especies de flora y fauna, incluyendo el Ave Símbolo de Guatemala, el Quetzal (Pharomachrus mocinno).

Está área protegida es conocida como “Biotopo del Quetzal”, y es una de las siete áreas de conservación que administra el Centro de Estudios Conservacionistas -CECON-, de la Universidad de San Carlos de Guatemala.

Se localiza entre los municipios de Purulhá y Salamá del departamento de Baja Verapaz. La visita al bosque puede realizarse a través de dos senderos interpretativos: Los Helechos (2 km) y Los Musgos (4 km), la observación del Quetzal es recomendable realizarla temprano por la mañana o al final de la tarde. Durante el recorrido, es posible apreciar numerosos riachuelos de agua cristalina que forman cascadas de distintos tamaños y pequeñas lagunas.

El biotopo es hábitat del Quetzal y de muchas otras especies, además encuentras senderos interpretativos, riachuelos y cascadas de agua cristalina.

Para llegar al lugar, se estima que, de la ciudad capital hasta el biotopo puedes tomar de 3 horas y media, y la ruta principal de acceso es la Carretera CA-9 norte y se ubica en el kilometro 160.5 km.  La entrada al Biotopo se encuentra sobre la carretera y forma parte del Corredor del Bosque Nuboso.

Actividades de uso público

  • Observación de aves especialmente el Quetzal,
  • Caminata por la montaña, Interpretan la ecología de la selva nublada.
  • Apreciar la abundancia y diversidad de especies de flora característica del área, disfrutar de la belleza escénica de los ríos y cascadas, acampar.
  • El principal atractivo turístico para todo visitante es la observación del quetzal, (las horas que con más frecuencia se observa ésta ave es cuando el número de visitantes es menor (5:30-7:30 hrs. y 16:30-18:00 hrs.).
  • Asimismo se pueden observar muchas otras especies de aves, siendo las más comunes la cayaya, aurora, tucán esmeralda, verdín, mirlo negro, oropéndola, pito real, quetzalillo, chinchinero y shara.
  • Durante los recorridos por los senderos además de disfrutar del ejercicio físico que implica la caminata por la montaña, los visitantes interpretan la ecología de la selva nublada con la ayuda de una guía interpretativa.
  • Al mismo tiempo se pueden apreciar la abundancia y diversidad de especies de flora características, siendo las que más atractivo presentan para ellos las orquídeas, tillandsias, hongos y helechos arborescentes.
  • La diversidad de especies de fauna es difícil observar en este tipo de bosque, siendo los animales más interesantes que con relativa frecuencia se pueden ver los pizotes, las ardillas y algunas serpientes y ratones silvestres.
  • Los monos aulladores se observan con mucha menor frecuencia, pero sí se les escucha en los senderos.
  • Otra característica que da a la selva un atractivo muy especial son sus numerosos riachuelos de agua pura y cristalina, que forman durante su recorrido cascadas de diferentes tamaños que son de especial belleza
  • En la parte final de los senderos se construyeron dos pozas para que los visitantes tomen un baño con la fría agua de montaña.
  • Finalmente, se puede decir que otra de las actividades que disfruta el visitante, principalmente los extranjeros, es el campamento.
  • Para ello se tiene dos campamentos donde se dispone de un área para colocar carpas y de ranchos para preparar alimentos.
  • El turismo guatemalteco hace uso del área para preparar alimentos principalmente durante los fines de semana y días festivos.

Cuando visites el área protegida puedes realizar caminatas, observación de aves, observación del paisaje y puedes disfrutar de un baño en las pozas con agua fría de la montaña. Recuerda cumplir las medidas de bioseguridad.

   En tus manos está cuidar las áreas protegidas para que otras personas puedan disfrutar de la naturaleza y la riqueza que en ella existe.

Foto de Portada: María José Lou

Guatemala, 2 de julio 2021.