Campaña de Control y Conservación del Pinabete, Temporada Navideña 2020

Campaña de Control y Conservación del Pinabete, Temporada Navideña 2020

Guatemala, 04 de noviembre de 2020. En conferencia de prensa el Consejo Nacional de Áreas Protegidas (CONAP) y el Instituto Nacional de Bosques (INAB) junto a las demás entidades que conforman el  Consejo Coordinador de la Estrategia Nacional para la Conservación del Pinabete, lanzaron la Campaña de Control y Conservación del Pinabete, Temporada Navideña 2020.

Donde se dieron a conocer los operativos que se realizarán a partir de la presente fecha hasta el 23 de diciembre del presente año, con el objetivo de prevenir el comercio, transporte y tala ilegal de pinabete e informar sobre los avances de la implementación de la Estrategia Nacional para la Conservación del Pinabete y la promoción del comercio legal de la especie, tanto de árboles y  subproductos provenientes de plantaciones autorizadas por CONAP e INAB.

En el año 1979 el pinabete (Abies guatemalensis Rehder) fue incluido en el apéndice I del Convenio sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (CITES), al ser considerada una especie en peligro de extinción. El pinabete enfrenta varias amenazas, la principal de ellas es, el corte de ramillas de árboles de bosques naturales, las cuales se utilizan para la fabricación y comercialización de árboles navideños “hechizos o artesanales” y adornos navideños, afectando la reproducción de la especie y la disminución de sus poblaciones silvestres.

En la temporada navideña miles de familias guatemaltecas adquieren árboles, coronas y guirnaldas de esta especie forestal para decorar sus hogares, por el aroma único que lo caracteriza. De acuerdo al diagnóstico de la situación de la Estrategia Nacional para la Conservación del Pinabete, se estima que Guatemala cuenta con un área de 27,548.29 hectáreas de bosque de pinabete en 94 sitios, el 50% de bosque se encuentra dentro del Sistema Guatemalteco de Áreas Protegidas (SIGAP). Su distribución natural se localiza desde los 2,400 a los 3,500 metros sobre el nivel del mar (msnm), en temperaturas que oscilan entre los 3° a los 10° grados centígrados; y se le puede encontrar de forma natural en San Marcos, Quetzaltenango, Totonicapán, Sololá, Huehuetenango, Quiché, Jalapa y El Progreso (San Agustín Acasaguastlán).

Para la conservación y manejo de esta especie, a nivel nacional se cuenta con dos instrumentos, uno es la Estrategia Nacional para la Conservación del Pinabete 2019-2028, la cual tiene como objetivo, la conservación de la especie y la recuperación de las áreas degradadas a través de diferentes esquemas de repoblación y restauración. Dicha estrategia es liderada por el CONAP e INAB, e involucra la participación de otras instituciones públicas, organizaciones no gubernamentales y a los productores de pinabete a través de un Consejo Coordinador.  El segundo instrumento es el Reglamento sobre Manejo de Plantaciones y  Áreas Productoras de Semilla de Pinabete, creado en el año 2014 mediante Acuerdo Gubernativo No. 198-2014, que tiene como objeto, regular el registro de plantaciones, áreas productoras de semillas y viveros, así como el aprovechamiento de productos y subproductos de dichas especies.

La conservación del pinabete (Abies guatemalensis Rehder) es de suma importancia para asegurar los procesos ecológicos y la funcionalidad de los ecosistemas, los cuales proveen de bienes y servicios esenciales a la población guatemalteca.

Para asegurar la legalidad del árbol o subproducto como corona o guirnalda debe asegurar que porte el marchamo que es el sello o señal oficial que acredita el origen legal proveniente de plantaciones legalmente inscritas en los registros respectivos. Un arbolito navideño de pinabete debe traer su marchamo blanco con la leyenda “INAB/CONAP” y su número de registro, un subproducto debe traer su marchamo blanco con fondo negro con la leyenda “INAB/CONAP” y su número de registro.

Dentro  de la operativización de la Estrategia,  el  INAB ha apoyado a través de los programas de incentivos PINPEP y PROBOSQUE  en la protección, conservación y restauración de áreas naturales, establecimiento de plantaciones y sistemas agroforestales, otorgando  más  5 mil 200 millones de quetzales a 253 proyectos en sus diferentes modalidades con una área de 615 hectáreas beneficiándose más de 550 familias.

Se continúa apoyando en acompañamiento técnico y administrativo en establecimiento y manejo de plantaciones para  producción de árboles, sub-productos, semillas y árboles en maceta proveniente de viveros, contando  a la fecha con 892 plantaciones establecidas sumando un área de 340.91 hectáreas.  Y 25 viveros de pinabete.  Esto con el objetivo de brindar a la población guatemalteca árboles cortados y sub-productos como coronas y guirnaldas provenientes de plantaciones y árboles en macetas provenientes de viveros debidamente registrados ante el INAB y CONAP.  También se ha promovido la campaña de comunicación y la realización de ferias de pinabete en los departamentos de Quetzaltenango, San Marcos, Huehuetenango y  Mercado de Artesanías ubicado en zona 13. Todo lo anterior contribuye a la reactivación económica,  generando ingresos a los propietarios de las plantaciones,  generación  más de 38,000 jornales producto del manejo y comercialización de estos productos, recuperando áreas desprovistas de bosques ubicadas en su mayoría en las partes altas de las cuencas, recuperando hábitat de fauna y disminuyendo la  presión sobre las áreas naturales pinabete, al brindar alternativas licitas  para la compra de productos y sub-productos con su marchamo de INAB/CONAP. Para este año el INAB cuenta con más de 40,000 marchamos para atender las demandas de los productores de pinabete que lo requieran.

El CONAP promueve mecanismos para la conservación del Pinabete a través del conocimiento, valoración, protección, repoblación, restauración y uso sostenible de la especie en Guatemala. En el marco del Programa de Compensación a Conservación se ha compensado a 3 Parques Regionales Municipales, ubicados en los municipios de: Todos Santos Cuchumatán, San Juan Ixcoy y San Rafael La Independencia de Huehuetenango, áreas que cuentan con ecosistemas  con  presencia de Pinabete, siendo esta una especie prioritaria definida dentro de los elementos de conservación en dichas áreas, recibiendo un aporte  financiero desde el inicio del programa  de Q 4,494,828.20, lo cual ha beneficiando a diferentes comunidades en su desarrollo sostenible y de manera indirecta ellos han contribuido en la conservación, protección y restauración de la especie. Derivado de estas acciones se contribuye a la conservación del ecosistema aproximadamente en 7,021.56 hectáreas con presencia de dicha especie.

Para promover el uso sostenible de la especie, el CONAP y la Facultad de Agronomía de la Universidad de San Carlos de Guatemala (FAUSAC) actualmente están implementando un estudio orientado a monitorear la dinámica de las poblaciones silvestres de la especie y su diversidad genética, información que será de mucha utilidad para la conservación de la especie, la gestión sostenible de las áreas productoras de semillas de pinabete y el mejoramiento genético orientado a mejorar la productividad de las plantaciones voluntarias.

Como parte de la Campaña de Control y Conservación del Pinabete durante la temporada navideña 2020, se realizarán monitoreos de control in situ y ex situ, a través de 5 delegaciones regionales del CONAP, en coordinación con agentes de la División de Protección a la Naturaleza de la Policía Nacional Civil (DIPRONA-PNC), el Ministerio Público (MP) a través de la Fiscalía de Delitos contra el Ambiente, la Asociación de 48 Cantones de Totonicapán, Municipalidades y oenegés. En las acciones operativas participarán alrededor de 2500 personas quienes llevarán a cabo actividades de monitoreo, control y vigilancia para evitar el tráfico ilegal de la ramilla de Pinabete. Estas acciones se implementarán en los departamentos de Huehuetenango, San Marcos, Quetzaltenango, Totonicapán, Quiché, Sololá, Chimaltenango, Sacatepéquez, Retalhuleu, Suchitepéquez, Escuintla y en la Ciudad de Guatemala.

Los delitos vinculados al tráfico ilegal de Pinabete, según el Decreto 4-89, Ley de Áreas Protegidas, Art. 81bis, Atentado contra el Patrimonio Natural y Cultural de la Nación, Art. 82. Tráfico ilegal de flora y fauna, son: Prisión de cinco a diez años y multa de diez mil a veinte mil quetzales; y de acuerdo con el  Decreto 101-96, Ley Forestal, Art. 34. Prohibiciones.  Artículo 99. Tala de árboles de especies protegidas, se establecerán sanciones de uno hasta quinientos metros cúbicos de madera en pie, con multa de Q. 400.00 a Q. 10,000.00  y  de Q. 10,000.00 a Q. 50,000.00 con prisión de uno a cinco años.

Derivado de estos importantes esfuerzos interinstitucionales en los últimos dos años se ha logrado reducir hasta en un 95% los decomisos de productos ilícitos vinculados al tráfico de Pinabete.

#EvitemosSuExtinción

 #PinabeteConMarchamo

#EternaPrimavera

#MasBosquesMasVida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *