Día del Bombero Forestal

Día del Bombero Forestal

El 4 de mayo se conmemora el Día Internacional del Combatiente de Incendios Forestales en memoria a cinco bomberos combatientes fallecidos en un incendio en Linton, Canadá, a raíz de un accidente ocurrido en el año 1998.

Actualmente el CONAP cuenta aproximadamente con 230 personas a nivel nacional, que en su mayoría son guardarrecursos capacitados para el combate de incendios forestales. Personal que ha brindado su mayor esfuerzo para combatir los siniestros, ya que gracias a su ardua labor, han logrado liquidar incendios forestales de gran magnitud registrados en áreas protegidas del país, en su misión de salvaguardar los ecosistemas y la biodiversidad contenida en ellos, indispensable para la vida.

Un incendio forestal arrasa con todo lo que encuentra a su paso, siendo una de las principales amenazas para la conservación de los bosques y su diversidad biológica, degradando los suelos, los refugios y fuente de alimentos de muchos animales, liberando CO2 al ambiente, amenazando también vidas humanas.

A pesar de los estragos que dejan los incendios forestales, siempre hubo una mano humana que luchó para combatirlos, de aquellos héroes sin capa, con casco y con botas, que decidieron dedicar su vida a dar cumplimiento a sus principios porque saben que en sus manos está luchar contra las llamas para disminuir los daños que los incendios provocan si se les deja sin control, con un objetivo claro “resguardar el patrimonio natural”.

“Agradezco a las brigadas de bomberos forestales, guardarrecursos, elementos del Ejército de Guatemala, sociedad civil, municipalidades, organizaciones gubernamentales y organizaciones no gubernamentales; mujeres y hombres voluntarios, por su entrega y sacrificio durante largas jornadas y semanas enteras para apagar los fuegos en nuestros bosques. A la cooperación nacional y a la cooperación internacional, por sumarse al apoyo que ha sido de suma importancia en estos momentos de crisis nacional”. Abraham Estrada, Secretario Ejecutivo del CONAP

Como buenos guatemaltecos debemos ser conscientes de cuidar las áreas protegidas y nuestros bosques evitando los incendios forestales.

El trabajo de los combatientes de incendios forestales es primordial para tener siempre una Guatemala Megadiversa.

¡Gracias bomberos forestales, héroes sin capa, con casco y botas, por resguardar el patrimonio natural de Guatemala!