Día Nacional e Internacional de los Pueblos Indígenas

Día Nacional e Internacional de los Pueblos Indígenas

Se conmemora cada 9 de agosto

La diversidad biológica es patrimonio del Estado y tiene un valor estratégico para el desarrollo de los pueblos que habitan en el territorio nacional.

En todo el mundo, desde 1994, cada 9 de agosto se conmemora el Día Internacional de los Pueblos Indígenas. La Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU), aprobó que esa fecha sea conmemorada cada año.

De acuerdo con diferentes representantes y organizaciones indígenas del continente, este debe ser un día para propiciar el diálogo entre los Pueblos Indígenas, los Gobiernos, la cooperación internacional, organizaciones no gubernamentales y todos los actores que trabajan para el bien común de estos pueblos.

A través del Decreto 24-2006 el Congreso de la República de Guatemala, declara el Día Nacional de los Pueblos Indígenas, con el objeto de exaltar los valores culturales y cosmogónicos de los Pueblos Indígenas. En ese sentido, el Consejo Nacional de Áreas Protegidas -CONAP- incluyó dentro de los principios de la  Política Nacional de Diversidad Biológica, el “bien común” donde expresa, que la diversidad biológica es patrimonio del Estado y tiene un valor estratégico para el desarrollo de los pueblos que habitan en el territorio nacional,  aunado a esto el CONAP realiza esfuerzos para visibilizar el aporte de los Pueblos Indígenas y comunidades locales en la conservación, manejo de los recursos naturales a través de los conocimientos ancestrales y tradicionales.

Un país megadiverso se caracteriza por la alta diversidad biológica que posee y Guatemala es uno de ellos, su diversidad biológica le ha valido la inclusión al selecto Grupo de Países Megadiversos Afines. Otro aspecto sumamente importante que se consideró para la integración de este grupo, fue la diversidad cultural. La integración de la diversidad cultural y diversidad biológica han formado relaciones únicas como conocimientos y prácticas ancestrales y tradicionales que han contribuido a la protección y conservación de la riqueza natural de nuestro país.

La pandemia de COVID-19 ha expuesto y exacerbado muchas desigualdades existentes, afectando de manera desproporcionada a poblaciones de todo el mundo que ya sufrían pobreza, enfermedad, discriminación, inestabilidad institucional o inseguridad financiera. Desde la perspectiva de los pueblos indígenas, el contraste es aún más marcado, de acuerdo a la ONU.

A pesar de la existencia de instrumentos internacionales para responder a estas desigualdades, no todos se embarcan en el viaje colectivo para garantizar que nadie se quede atrás, por lo tanto, es necesaria la construcción y el rediseño de un nuevo contrato social como expresión de cooperación por el interés social y el bien común de la humanidad y la naturaleza.

La enorme riqueza natural, cultural, los conocimientos ancestrales y tradicionales de los Pueblos Indígenas, es nuestra verdadera riqueza, conservémoslo.

Importancia de los parques regionales municipales, en idioma maya k’iche’

Guatemala, 9 de agosto de