Firma de Acuerdos de Cooperación con las comunidades el Naranjón, Dolores, Petén y las Mojarras I, El Chal, Petén.

Firma de Acuerdos de Cooperación con las comunidades el Naranjón, Dolores, Petén y las Mojarras I, El Chal, Petén.

El Secretario Ejecutivo del CONAP Carlos Martínez, firmó Acuerdos de Cooperación con las comunidades el Naranjón, Dolores, Petén y las Mojarras I, El Chal, Petén, esto en el  marco de la Política de Asentamientos Humanos en Áreas Protegidas legalmente declaradas. También estuvieron presentes como testigos de honor los señores Alcaldes Municipales de Dolores y El Chal, asimismo el Señor gobernador departamental de Petén, Luis Burgos y el Presidente de la Asociación Balam Byron Castellanos.

Estos acuerdos permitirán coordinar y regular las actividades que garanticen la conservación, el uso y manejo adecuado de los recursos naturales y culturales, asimismo dar cumplimiento a los compromisos recíprocos en el área y fomentar el desarrollo de los comunitarios.

La comunidad el Naranjón se encuentra ubicada en la Zona de Adyacencia Guatemala-Belice, donde el Gobierno del Presidente Alejandro Giammattei prioriza llevar desarrollo y que las comunidades hagan uso sostenible de los recursos naturales y de esa forma conservar la diversidad biológica y las áreas protegidas.

Con esta firma se beneficia en la comunidad las Mojarras I, a 23 familias de 117 habitantes y a sus descendientes directos, el área abarca 262,375.34 metros cuadrados, equivalentes a una superficie aproximada de veintiséis puntos veinticuatro hectáreas, en la Zona de Amortiguamiento del Refugio de Vida Silvestre Machaquilá, Complejo IV.

Por otra parte también en la comunidad el Naranjón se beneficia a 127 familias de 650 habitantes y sus descendientes, quienes al adecuar su permanencia tendrán lugar para vivir y para actividades agrosilvopastoriles, en una extensión de 717.69 hectáreas y se ubica en la Zona de Uso Sostenible de la Reserva de Biósfera Montañas Mayas Chiquibul, Complejo III.

En el marco de la firma el CONAP estará evaluando cada año de manera conjunta el cumplimiento de estos dos Acuerdos de Cooperación el cual tiene vigencia de 5 años.  El CONAP con el presente Acuerdo se compromete a otorgar el uso para garantizar la permanencia de los comunitarios de ambas comunidades cuyo establecimiento en el Área Protegida es anterior a la declaratoria, esto en el marco de la Ley de Áreas Protegidas (Decreto 4-89), la cual establece que se buscarán los mecanismos para lograr hacer compatibles los asentamientos humanos con el manejo del área protegida.

Es importante resaltar que entre las líneas de acción de la Política de Asentamientos Humanos está el desincentivar la migración humana hacia las áreas de protección estricta o uso restringido, retirar los asentamientos humanos fuera de las áreas de protección estricta y uso restringido, regular los asentamientos humanos en áreas de uso restringido y amortiguamiento, entre otras.

El CONAP como ente rector del manejo de la diversidad biológica y las áreas protegidas del país, reafirma su compromiso y la importancia del trabajo con las comunidades.

Guatemala, 4 de noviembre del 2021.